Conoce la loza dorada y la técnica del reflejo metálico

Pieza elaborada con la técnica de reflejo metálico

Existe un tipo de cerámica muy antiguo del cual no es muy común escuchar o conocer, sin embargo, este tipo de cerámica jugó un papel muy importante en el desarrollo y avances de esta práctica ancestral. 

Seguramente debes estarte preguntando: ¿cuál es este tipo de cerámica? Te estamos hablando de la loza dorada. Y para que conozcas más acerca de este arte, a continuación, te contaremos todo lo que debes saber sobre ella. 

¿Qué es la loza dorada?

La loza dorada (o también conocida como reflejos metálicos, reflejo dorado, cerámica andalusí de reflejo dorado, ópera Malika o reflejo hispano-árabe)es un tipo de cerámica conocido por su decoración esmaltada con óxidos metálicos que permiten ver la pieza más brillante, elegante y en algunos casos, a la luz natural da el efecto de cambio de color. 

Los lugares en donde la loza dorada se desarrolló y tuvo más impacto fueron en Mesopotamia, al Norte de África, en la Península Ibérica y en España. Lo demás es historia, pero, aquí te la contaremos ahora.  

Tomada de Wikipedia

Historia de la loza dorada

Las primeras piezas de cerámica de reflejo metálico se fabricaron durante los años 750-1258 d.C. (especialmente en el siglo IX) durante el Califato Abasí, dinastía musulmana de la época. En este momento de la historia fueron prohibidas las cosas ostentosas o llamativas, por lo que la loza dorada sustituyó los metales preciosos. 

Uno de los lugares en el cual se puede encontrar la loza dorada es La Gran Mezquita de Kairouan, en Túnez, al norte de África. En este espacio se puede apreciar azulejería con reflejo metálico. 

Dentro de la península Ibérica se destacan 5 lugares en los que la alfarería, y, sobre todo, la producción de la loza dorada se destacó; estos son Manises, Paterna, Quart, Alacuás y Muel. Debes saber que los alfareros de ese tiempo fueron los moriscos, una comunidad de musulmanes que se expandió por los lugares que ya te mencionamos. 

Sin embargo, se dio un decreto en el cual se estableció la expulsión de esta población, esto provocó que se perdieran las técnicas, los secretos y las fórmulas que ellos usaban para darle el efecto de reflejo metálico a las piezas. 

Durante el siglo XVI, Cataluña, Toledo, Teruel y Talavera de la Reina y Sevilla, comenzaron a fabricar loza dorada. Sin embargo, aunque imitaron muchos aspectos de este tipo de cerámica, para hacerla única y propia agregaron detalles como fueron la combinación del azul con verde o morado negruzco. 

Con esto se pudo evidenciar que la loza dorada continuaba en pie, pero, con otros detalles que le permitieron avanzar en su estilo y ser adoptada por las personas de esa época. 

Para el siglo XVIII, España comenzó a fabricar cerámica destacándose en toda Europa como uno de los mejores países en la comercialización y elaboración de la cerámica. Este país también copió los aspectos básicos para comenzar a hacer la loza dorada, pero, de igual modo agregó nuevas técnicas para su elaboración. 

La producción de la loza de reflejo metálico se dio dentro de la Real Fábrica de Alcora. Lastimosamente en la década de 1780, se presentó una problemática laboral que obligó a muchos de los alfareros irse a Manises. 

Tomada de EcuRed

Un siglo y medio después, aproximadamente en el año 1930, este lugar ya contaba con aproximadamente 80 fábricas, las cuales le dieron empleo a más de cinco mil personas y, por supuesto, se elaboraba todo tipo de cerámica, dentro de la cual siempre se destacó la loza dorada. 

¿Cómo se hacía la loza dorada?

Así como nosotros, tú debes estar sintiendo curiosidad sobre cómo era el proceso de la elaboración de la loza dorada. Es por eso que a continuación, te lo contamos. 

La masa o arcilla

Lo primero que se hacía era extraer la arcilla de la naturaleza, triturarla, lavarla y dejarla secar al sol. Cuando la arcilla estaba lista, se procedía a modelar la pieza, esto se hacía a mano colocando en práctica las técnicas de modelado o utilizando el torno de alfarero

Luego de que la pieza estuviera en estado de cuero, es decir, casi seca pero todavía un poco húmeda, era sometida a una primera cocción. 

El esmalte

Después de la primera cocción, a la pieza se le aplicaba vidriado (proceso por el cual se aplica una capa de barniz que, expuesto a la quema, se torna transparente y brillante), luego barniz blanco como base y la decoración era hecha de color azul cobalto. Se dejaba secar muy bien y era expuesta a una segunda cocción. 

La pieza debía enfriarse por completo dentro del horno, luego de esto, se sacaba y se le daba el efecto de reflejo metálico dorado con una mezcla compuesta de sulfuros de cobre y plata, disueltos en vinagre. Después, se sometía a una tercera cocción. 

Finalmente, la pieza se sacaba del horno totalmente fría y terminada. 

La loza dorada en Italia

El desarrollo de la loza dorada tuvo un papel muy importante en Italia. Lo primero que debes saber es que este país comenzó a imitar la loza dorada durante la segunda mitad del siglo XV.

En esta época dos artistas se destacaron por manejar a la perfección la técnica del reflejo metálico. El primero fue el pintor Galgano de Belforte, quien fue uno de los mejores y principales difusores de la técnica del reflejo metálico en Italia. 

A Galgano le siguió Giorgio di Pietro Andreoli, quien mejoró el proceso que utilizó Galgano e incorporó sus propios métodos y motivos en la decoración de las piezas, los cuales incluían motivos renacentistas. 

Este siglo se convirtió en la cuna de la renovación de la cerámica europea, tanto así que se le atribuyen tres principales logros.

  1. El desarrollo de la policromía, es decir, la incorporación de varios nuevos colores como, por ejemplo, amarillo y rojo. 
  2. Los colores oro, cobre y naranja se vieron no solo en las piezas de loza dorada, sino también, en esculturas y murales. 
  3. La inspiración en la porcelana china.     

¿Cómo hacer la técnica del reflejo metálico? 

Seguramente debes estar pensando en si es posible hacer la técnica del reflejo metálico en casa o tu pequeño taller, la respuesta a esto es sí, y, hoy aprenderás cómo hacerla en tus piezas de cerámica. 

Los materiales que necesitarás

  • Mesa de amasado
  • Arcilla (a elección)
  • Torno de alfarero
  • Agua
  • Esponja
  • Lápiz
  • Pinceles
  • Horno para cerámica
  • Sulfuro de cobre
  • Sulfuro de plata 
  • Vinagre
  • 2 recipientes plásticos
  • Óxido rojo de hierro
  • Óxido de cobre
  • Azufre
  • Nitrato de plata
  • Romero (opcional)

El paso a paso

Si ya tienes tus materiales listos, ahora, solo asegúrate de seguir detalladamente los siguientes pasos para hacer la técnica del reflejo dorado. 

Paso 1: para empezar, amasa muy bien tu arcilla hasta que quede con una consistencia en la que se pueda manejar fácilmente. Si está muy dura puedes agregar solo un poco de agua. 

Paso 2: comienza a tornear la masa en el torno de alfarero. Si no sabes cómo hacerlo, te recomendamos leer nuestro blog sobre cómo tornear.Recuerda que en este paso puedes hacer la figura que quieras, como plato, taza, cuenco, jarrón, etc.

Paso 3: una vez tu pieza se encuentre totalmente seca, comienza a dibujar el diseño decorativo que llevará tu pieza. 

Paso 4: remarca estos trazos de lápiz, pero esta vez con pintura color azul de cobalto, puedes ayudarte con un pincel.

Tomada de YouTube por Ayuntamiento de Manises

Paso 5: deja que se seque muy bien la pintura y mete la pieza al horno. Debes cocerla a 1020 ºC.

Paso 6: tritura y cuela el sulfuro de cobre y plata, una vez estén hechos polvo finos mézclalos con vinagre hasta que la mezcla quede totalmente líquida con una textura similar a la de la pintura.

La cantidad de mezcla que hagas dependerá del tamaño de tu pieza, pues este lo aplicarás luego. 

Paso 7: cuando tu pieza esté fría en el horno, sácala y con un pincel o brocha de cerdas suaves aplica dos capas de la mezcla que hiciste en el paso anterior al objeto. 

Si hiciste mucha mezcla y ves que puedes hundir tu pieza en ella, hazlo. 

Tomada de YouTube por Ayuntamiento de Manises

Paso 8: luego de aplicar esta mezcla a la pieza, verás que el diseño fue cubierto por completo, pero no te preocupes, vas por buen camino. Ahora deja que se sequen muy bien estas capas.

Paso 9: una vez tu pieza esté seca, vuelve a llevarla al horno y sométela a una quema de 960 ºC. Recuerda que es importante que tu pieza se enfríe dentro del horno, pues si la sacas caliente del horno puede quebrarse.

Paso 10: en el momento en que vayas a sacar la pieza del horno verás que la capa de la mezcla que aplicaste antes se desapareció por completo, pues la pieza la absorbió dejando de nuevo el diseño inicial a la vista. 

Paso 11: moja tu esponja en agua y escúrrela muy bien, luego pásala por la pieza para limpiar cualquier imperfección.

Paso 12: en un recipiente plástico mezcla de a pequeñas cantidades óxido rojo de hierro, óxido de cobre, nitrato de plata y vinagre. Esta sustancia es la que dará el efecto de reflejo metálico en la pieza.

Paso 13: con un pincel delgado y pequeño comienza a hacer más decoraciones a la pieza. Recuerda que estas son las que se verán en color metalizado por lo que puedes jugar con la imaginación.

Tomada de YouTube por Ayuntamiento de Manises

Paso 14: de nuevo deja que la pieza se seque muy bien. 

Paso 15: somete tu pieza una vez más a cocción, esta vez la temperatura debe ser de 500ºC. Además, si tu horno es casero o de gas, te aconsejamos utilizar como combustible romero, pues gracias a sus componentes naturales deja el efecto de reflejo metálico.

Paso 16: deja enfriar tu pieza dentro del horno y luego procede a sacarla.

Paso 17: vuelve a mojar tu esponja y escúrrela. Luego pásala por toda la pieza para limpiar manchas, suciedad o cualquier otra imperfección.

Paso 18: luego de terminar con la limpieza, podrás ver el efecto de reflejo metálico en tu pieza. Esto significa que ya está lista. Genial, ¿cierto?

Tomada de YouTube por Ayuntamiento de Manises

Recomendación de productos

Si quieres hacer esta técnica en tus piezas con tus propias manos, a continuación, te dejamos algunas recomendaciones de productos que necesitarás para cumplir con tu meta y, que, de esta manera, tu proceso sea más ágil.

Nitrato de plata

Tomada de Amazon
  • Precio: 21 USD
  • Marca: Innovating Science
  • Sitio de compra: Amazon
  • Cantidad: frasco de 100 ml

Nuestra primera recomendación para ti es este frasco de solución de nitrato de plata el cual necesitarás para hacer la mezcla que aplicarás en la pieza como efectos metalizados después de que esta se cueza y seque por completo.

Recuerda que este producto no debe estar al alcance de los niños. El nitrato de plata te seguirá sirviendo para todas tus piezas o experimentos químicos. 

Generalmente este tipo de artículos tiene precios altos, sin embargo, consideramos que este producto está a muy buen precio considerando su cantidad y calidad asegurada.

Óxido rojo de hierro

Tomada de Mercado Libre
  • Precio: 6 USD
  • Marca: R 2530
  • Sitio de compra: Mercado libre
  • Cantidad: 1 kilo

Como segunda recomendación tenemos este kilo de óxido rojo de hierro, ideal para la mezcla que vas a aplicar a la pieza para darle el efecto de loza dorada que tanto te gusta y quieres hacer. 

Te aseguramos que la calidad de este producto está garantizada, además, su cantidad es suficiente para hacer la mezcla, incluso te puede sobrar para seguir utilizando en próximas ocasiones. Para finalizar, queremos destacar que su precio es asequible a cualquier bolsillo. 

Azufre

Tomada de Amazon
  • Precio: 13 USD
  • Marca: ESKS
  • Sitio de compra: Amazon
  • Cantidad: 7 libras

Como última recomendación tenemos este paquete de 7 libras azufre, el cual usarás para darle a tu pieza el efecto de reflejo metálico que deseas. 

El azufre viene en polvo muy fino totalmente listo para mezclar con las demás sustancias, por lo que no tienes que colarlo, ni nada similar. Es súper importante destacar que las 7 libras te alcanzan para varias mezclas ya que debes de ir agregando de a poco. 

Su precio es muy bueno, al igual que su calidad. Te aseguramos que, si lo compras, no te arrepentirás. 

¿Dónde ver la loza dorada?

Y como sabemos que te gustó conocer sobre la loza dorada, pero te gustaría ver piezas originales de algunos años atrás, sin embargo, no sabes en donde puedes verla, ¡te tenemos una excelente noticia! 

Existe un lugar que no es físico y, lo mejor, totalmente gratis, en donde puedes apreciar muchas piezas de distintos periodos de tiempo elaboradas con la técnica de reflejo metálico. 

El nombre de este sitio web es MUEL y, en é podrás apreciar distintas piezas españolas provenientes de Málaga, Valencia y Sevilla, todas estas con reflejos metálicos fabricadas desde la Edad Media hasta el siglo XVIII. La mayoría de estos objetos han sido encontrados en excavaciones arqueológicas. 

Tomada de MUEL

Hasta aquí llegamos al final de este blog, esperamos que te haya gustado, hayas aprendido y, sobre todo, que te animes a intentar hacer tus piezas con la técnica del reflejo metálico. 

Si te interesa intentar otro tipo de técnicas de decoración, te invitamos a seguir aprendiendo con las que te dejaremos a continuación. 

Disfruta y continúa sacando a flote tus toques artísticos.

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.