Todo lo que Necesitas Saber sobre la Cerámica Gres y su Fabricación

¿Habías escuchado alguna vez sobre la técnica de cerámica llamada Gres? Es uno de los tipos de cerámica más utilizados actualmente, gracias a su versatilidad; además, destaca por sus características de dureza e impermeabilidad.

Hoy te enseñaremos todo lo que debes saber sobre esta interesante técnica ¡indispensable para los conocimientos de cualquier alfarero! Incluso para los principiantes.

Quédate para conocer la historia, fabricación y principales carácteristicas de la cerámica Gres.

¿Qué es la Cerámica Gres?

El Gres es una pasta cerámica conformada por una mezcla de ingredientes: las arcillas, materiales desengrasantes como el sílice y fundentes como el feldespato.

Cómo te mencionamos anteriormente, esta técnica es uno de los tipos de cerámica más utilizados en el mercado, por ser altamente versátil. 

Las piezas de cerámica en gres son cocidas en temperaturas de hasta 1.300°C, gracias a esto y a que dentro de su composición podemos encontrar también componentes como el cuarzo y mullita, hace que se convierta en un material compacto y resistente.

Normalmente es de colores grises o pardo y tiene un aspecto poco homogéneo, lo cual ¡hace cada pieza única!

Principales Características de la Cerámica Gres

Entre lo que más hace resaltar al Gres es su dureza y baja absorción de agua, lo cual lo hace un material muy resistente que podemos encontrar en distintas piezas que utilizamos para contener líquidos (vajilla), así como en lugares de alta humedad: Cocinas, baños y tuberías.

Además de esto; el Gres no necesita esmalte, es prensado en seco y tiene una porosidad casi inexistente, excelente para uso en exteriores.

Historia de la Cerámica Gres

El Gres tiene su origen alrededor del año 1.400 a.C y sus primeras prácticas se dieron por la dinastía Han y Shang. 

Sin embargo, no fue sino hasta el siglo XII que comenzó a tomar popularidad tras el comienzo de la producción de Gres en Europa, más específicamente en Alemania en la región del Rin. Hasta el siglo XIV comenzó a distribuirse a otros países.

Entre estas otras culturas, el nombre que recibía era ‘Stoneware’ o simplemente ‘cerámica de alta temperatura’.

El Gres europeo implementó la técnica del barniz a la sal; la cual se producía durante la cocción de las piezas, se vertía sal dentro del horno común haciendo que el sodio formará una capa vidriada sobre la superficie de las piezas, dándoles el efecto de barniz brillante.

Al perfeccionar estas técnicas se desarrolló la industria autónoma de Gres en Staffordshire, creando las mejores y más importantes piezas entre 1720 y 1760.

Fabricación y Técnica de la Cerámica Gres

La fabricación del Gres se hace a partir de materias primas naturales que son sometidas a procesos de lavado y homogeneización; una vez hecha la mezcla se procede a hacer un proceso de molturación, la cual puede ser de dos formas:

  • Seca: mediante molinos de martillos o pendulares.
  • Húmeda: mediante molinos de bola.

Este proceso se acompaña de un posterior secado por atomización, de lo cual resulta que el producto sea sólido y con bajo contenido de agua.

El Gres porcelánico se fabrica a partir de una pasta cerámica rica en fundentes (feldespatos), lo cual permite que al cocerla, alcance un estado líquido, por lo que la mayor parte de los poros que habían inicialmente queden tapados, convirtiéndose en una pieza impermeable.

Tipos de Gres

Existen principalmente 4 tipos de Gres en el mercado:

Gres natural

Se produce cuando es cocido con arcillas naturales y sin esmaltar.

Gres Prensado

 Es el que más se ve hoy, es comprimido y sometido a alta presión, se utiliza en revestimientos de cocinas y baños.

Gres extrusionado

También llamado Gres extruido/ compuesto de arcilla natural, es cocido a alta temperatura por hasta 35 horas, lo cual produce que sea de alta calidad, elevada dureza y gran resistencia.

Gres porcelánico

Arcilla con un contenido adecuado de feldespatos sometido a altas temperaturas, es impermeable, resistente a los cambios de temperatura y a la abrasión.

Diferencias del Gres a Otros Materiales Cerámicos

Por su aspecto físico, a veces podemos confundir el Gres con otros materiales como la Porcelana y la Loza, aquí te explicamos las diferencias de cada uno para que no te equivoques a la hora de comprar:

Diferencia entre el Gres y Loza

Por sus características, el Gres es un material que podría categorizarse en algún lugar entre la Loza de barro y la Porcelana; sin embargo, tiene varias diferencias con esta.

Primero que todo, el Gres fue creado antes que la Loza y a diferencia de ésta, es generalmente menos suave y más pesada.

Además, el Gres posee una temperatura de cocción mucho más alta que la Loza de barro, por esto la Loza es menos resistente y tiene más porosidad, reduciendo su nivel de impermeabilidad.

Diferencia entre el Gres y Porcelana

La principal diferencia entre el Gres y la Porcelana, es el grado de vitrificación.

La Porcelana tiene un grado de vitrificación más alto que el Gres, por lo que es más brillante, dura y resistente; aguanta temperaturas más altas golpes y rayones.

Diferencia entre Gres y Porcelánico

El Porcelánico o Porcelanato, a diferencia del Gres común, cuenta con bastante menos o incluso ninguna porosidad, lo cual lo hace completamente impermeabilizado; mientras que, el Gres común requiere algunas veces de una capa impermeabilizante.

El Gres porcelánico es también muy resistente, por lo que se hace mucho más sencillo de lavar, cuidar y mantener. Se utiliza en lugares como pisos para cocina y exteriores.

Sin embargo, el Porcelánico es un material que a pesar de tener excelentes características, debe ser más procesado que el Gres tradicional para obtenerlas, por lo que es mucho más costoso también; debemos tenerlo en cuenta a la hora de comprar.

¿Cómo es Trabajar con el Gres Cerámico?

De acuerdo con la artista Lucinda Carod, quien relata su experiencia y relación con el Gres, se refiere a este como un ‘barro amable’, el cual le permite tener un gran margen de acción a la hora de esculpir.

La artista lo describe como bastante plástico y moldeable, pero sin correr el riesgo de que la pieza se desarme si juegas mucho con ella.

Carod menciona al Gres como un buen compañero de trabajo, lo cual le ha dado la libertad de hacer trabajos más sutiles, mientras que el resultado de las piezas seguirá siendo resistente y duradero.

Anímate a probar el Gres y a tener una experiencia como esta ¡se oye fenomenal! 

Ejemplos de la cerámica Gres

A continuación te damos algunas ideas de piezas creadas en Gres para que te inspires:

Set de café
tomada de: Terra- cerámica en gres
Cuenco de cerámica en gres
Tomada de: Chile a mano
Maceteros de caras hechos en cerámica gres
Tomada de: Qué le regalo

Cierre

¡Gracias por quedarte hasta el final de este blog! Esperamos que hayas podido enriquecer tu conocimiento en el arte de la cerámica y que puedas aplicar la técnica Gres de la manera que más te guste. Te esperamos en una próxima ocasión para explorar mucho más del mundo de la cerámica.

Compartir
Scroll al inicio