La historia y evolución de la cerámica y porcelana japonesa a través del tiempo

Cerámica japonesa

¿Te gusta saber sobre la historia de la cerámica, de dónde viene y cómo nacieron ciertas técnicas? Estás en el lugar indicado si quieres ampliar tus conocimientos sobre esto, pues en el Club de Cerámica nos gusta hablar sobre la historia de la cerámica en distintas partes del mundo. La cerámica japonesa es una de las más antiguas y hoy vas a conocer todo sobre ella.

Seguramente alguna vez has visto una porcelana japonesa y no te has imaginado todo el trasfondo que tiene una de estas piezas, pero no te preocupes que te voy a contar la gran historia de esta cerámica, las características tan diferenciales que tiene y algunas de las piezas más importantes que hay a lo largo de su historia.

Japón y la cerámica

La cerámica japonesa es una de las cerámicas más antiguas e importantes en la historia de la alfarería, pues ha sido ejemplo claro para diferentes tipos de cerámica que existen alrededor del mundo.

Los primeros indicios de cerámica japonesa los encontramos en el periodo Jōmon, que inició aproximadamente en 14.500 a.C. y duró hasta el 300 a.C. Sus técnicas eran muy manuales y tradicionales, como generar formas por medio de listones, cuerdas o hilos.

Los inmigrantes chinos llegaron con nuevas técnicas, hornos más sofisticados y elementos adicionales como la loza y el plomo. Esto influyó a Japón para empezar nuevas técnicas que fueron desarrolladas más sutilmente y con más detalles.

Características de la cerámica japonesa

1. Todas las piezas están hechas en gres o porcelana, y así la porcelana haya aparecido muchos años después del gres, este sigue siendo muy popular en la cerámica japonesa.

2. La cerámica y la porcelana japonesa fueron influenciadas por los chinos y los coreanos. Japón se encargó de transformar y adoptar ciertos prototipos de estos dos países para convertirlos en piezas netamente japonesas.

3. Una de las principales características de la cerámica japonesa es que su belleza está en la simplicidad y asimetría que hay en cada una de sus piezas hechas a mano. Si te estás preguntando: “¿Por qué asimetría?”, más adelante lo entenderás.

4. La perfección y belleza de la cerámica japonesa está precisamente en la imperfección de ellas, se puede decir que en ellas se aprecia la belleza de lo imperfecto. Esto se puede ver en las deformaciones accidentales como grietas o gránulos.

Estas deformaciones se podían dar porque las piezas se hacían manualmente y podía haber pequeños errores o porque se provocaban variaciones por el fuego en el horno.

5. Las manchas producidas por el fuego son otro aspecto muy único y llamativo de la cerámica japonesa.

6. Lo irregular o lo deforme de sus piezas las convierte en objetos únicos, con personalidad propia y, además, hace que ninguna de las cerámicas sea igual a otra, ni siquiera habiendo estado en la misma producción.

7. La base de la estética de la cerámica japonesa es el aprecio por la simplicidad y la modestia resaltando las imperfecciones de la cerámica las cuales se generan en su proceso natural y artesanal. Esta  es entonces la insignia de la cerámica japonesa.

Tipo de cerámica japonesa
Tomada de: Japón, cultura y arte

Diferencias regionales

En todos los tipos de arte que hay en el mundo, existen diferencias de creación dependiendo del lugar y las condiciones de origen. Y la cerámica japonesa no es una excepción.

Es por esto que te vamos a hablar brevemente sobre las diferencias de la porcelana japonesa entre 6 regiones de este país.

Kutani

La porcelana de la región Kutani se distingue porque sus grabados son muy coloridos y muestran escenas de la naturaleza. Te aseguramos que rara vez podrás encontrar un solo centímetro sin tintes en estas piezas.

También se destacan por introducir por primera vez la caligrafía Saji de manera muy detallada para cubrir las piezas con poemas de esa época.

Arita

Esta ciudad es una de las embajadoras más importantes de la cerámica japonesa a nivel internacional y tiene dos museos con piezas únicas y recorridos para hablar sobre la historia de la porcelana y su establecimiento en el país.

Se puede dividir en dos tipos: la que tiene motivos azules y blancos, y la que tiene tonos vibrantes y llamativos. Estos son los estilos que más se parecen a la porcelana europea porque durante un tiempo la cerámica de Arita se exportó a occidente por los extranjeros residentes en una isla cercana.

Karatsu

La cerámica de Karatsu fue muy influenciada por los maestros alfareros coreanos durante la Guerra Imjin y este tipo de cerámica servía para para hacer piezas como bowls, cuencos y platos. Esta cerámica hoy en día es una de las más renombradas para utilizar en la famosa ceremonia del té que tiene este país.

Mino

La cerámica de esta ciudad tenía mucho reconocimiento, pues el 50% de piezas que se utilizaban en todo Japón eran de allí, esto debido a que en esa región se instalaron muchas máquinas para poder crear cerámica.

En la cerámica de Mino se destaca el uso de los colores amarillo, verde, gris y negro para dibujar hojas y ramas sobre fondos monocromáticos.

Cada tres años se celebra en Mino uno de los festivales más grandes de cerámica del mundo. Dura un mes y a lo largo de ese mes se exponen más de tres mil obras de artistas de todo el mundo.

Seto

Se cree que la cerámica de Seto es una de las más importantes en Japón, porque la palabra que utilizan como término genérico para referirse a cualquier tipo de porcelana es “setomono”.

Podemos identificar su cerámica por su brillante acabado lacado y por sus formas sencillas y algo robustas. La falta de algunas herramientas hizo que la cerámica de Seto también tenga un estilo algo tosco, en contraste con el atractivo de su reluciente barniz.

Bizen

Esta es la técnica más antigua y que hoy en día se sigue utilizando. Las piezas se ven rudimentarias, hechas con poca delicadeza, sin decoración, sin brillo y con colores pálidos de aspecto desgastado.

Cerámica japonesa
Tomada de: Pintora Costafreda

Historia de la cerámica japonesa

Japón es el país con la historia más larga del mundo en la producción de vasijas con barro cocido. La cerámica japonesa tiene origen en el período Jōmon, es decir, aproximadamente hace 16.000 años.

La tradición de la cerámica nació porque los artesanos que hicieron esto por primera vez solamente querían solidificar el barro para alargar su vida útil, sin saber que estaban creando un nuevo arte y técnica para poder almacenar y transportar alimentos.

Las piezas que se hallaron del periodo Jōmon comprenden toda clase de utensilios de cocina de gran tamaño adornados con cuerdas. Era un arte muy utilitario y al servicio de las necesidades de la población.

Con el tiempo se fueron implementando nuevas técnicas desde diferentes regiones del país. El horno Anagama, de origen chino, tenía varias cámaras bajo tierra con separaciones entre cada cámara para mantener la combustión. Esto hacía que ninguna horneada fuera igual a las otras y por eso las partículas de ceniza le daban un toque diferente a cada pieza.

Este hornofue el que permitió la fabricación de gres a altas temperaturas, es decir, desde allí nació uno de los aspectos más característicos de esta cerámica.

A mediados del siglo XVI fue cuando se dio la edad de oro de la porcelana japonesa, y esto fue posible con la instauración de un gran número de talleres de alfarería en el país. La mayoría estaban dedicados a la producción de piezas para consumir té, una práctica que también empezaba a extenderse por el país en esa época.

El té y la cocina han sido siempre una gran influencia en el desarrollo de la cerámica japonesa, pues siempre han ido de la mano porque los alfareros japoneses, como en cualquier parte del mundo, se adaptan a las necesidades actuales de cada sociedad.

La forma y la decoración de las piezas cambió radicalmente en el siglo III a.C. cuando un nuevo estilo llegó desde Corea y China, su principal influencia en lo que se convirtió y en lo que es hoy en día la cerámica japonesa.

Este nuevo tipo de alfarería se llamó Yayoi y se basaba en que las formas fueran más simples, más pequeñas y con una decoración más sobria y moderada.

Desde el siglo XI al siglo XVI, Japón importó mucho un tipo de cerámica china en especial que se llama Celadón, así como porcelana blanca y vajilla azul y blanca.

Como con el paso de los años todo va evolucionando, en el siglo XVII, los hornos empezaron a producir cerámica vidriada con plomo, lo que hoy en día son los esmaltes que tanto utilizamos.

Aquí es cuando aparece la fabricación del otro material tan importante de la cerámica japonesa que es la porcelana. Se descubrió la arcilla blanca en la ciudad de Arita a principios del siglo XVII y debido a esto se empezaron a establecer cada vez más hornos a lo largo del país.

Comerciantes locales establecieron nuevos hornos (y algunos antiguos como el de Seto) que dejaban de ser hornos para gres y se convertían en hornos para porcelana. Estos recibieron el nombre de “nuevos hornos”.

Tras años de experimentación y producción de diferentes tipos de piezas en gres y porcelana, en el siglo XX, una gran parte de la industria de la cerámica japonesa tuvo un crecimiento exponencial porque se empezó la fabricación de objetos de uso diario. Tan grande fue su crecimiento que sigue siendo sumamente importante en la cerámica actual.

Cerámica japonesa moderna

En la cerámica japonesa moderna, los alfareros de este país siguen trabajando con la porcelana y el gres para crear piezas clásicas como floreros, cuencos, bandejas, platos y otras modernas como objetos abstractos, rompiendo muchas veces esquemas que ya estaban determinados.

Pero es importante recalcar que no solo se han seguido manteniendo los tradicionales rasgos de la cerámica japonesa, sino que se han hecho con una capacidad innovadora y un nivel de excelencia increíble entre todos los ceramistas.

Ha habido pequeños cambios de producción y decoración dependiendo de la visión de cada alfarero, como al hacer objetos no tan utilitarios o típicos como un cuenco o una taza, pero la esencia japonesa sigue estando presente en cada una de las piezas.

El tener una visión más global sobre la cerámica es un aspecto que influye mucho sobre la cerámica moderna, pues estos artistas no se quedaron solamente con las técnicas que tenían sus antepasados, sino que añaden un poco de otras técnicas de alrededor del mundo a sus técnicas tradicionales. 

Un ejemplo muy bueno de la cerámica japonesa moderna que no olvida sus raíces es una pieza de la artista Karsumata Chieko a la que le gusta crear objetos con apariencia vegetal y con texturas y colores irreales.

Esta pieza está hecha con arcilla de Shigaraki, arcilla que apareció a finales del siglo XIII en esta ciudad de Japón. La composición de esta generaba una textura rugosa debido a la explosión de pequeños gránulos blanquecinos durante la cocción. Es por esto que su pieza tiene un aspecto rústico y que se ve tan fascinante. Dan ganas de tocarla, ¿no crees?

Cerámica japonesa moderna
Tomada de: Japón, cultura y arte

Principales piezas de esta cerámica

Sean piezas tradicionales o modernas de la cerámica japonesa, es seguro que en ellas siempre vas a encontrar alta calidad, funcionalidad y practicidad. Algunas de las piezas más importantes de la cerámica japonesa (algunas utilizadas desde hace miles de años) son:

  • Cuencos de arroz
  • Teteras
  • Tazas
  • Dispensadores de salsa de soja
  • Urnas funerarias
  • Ollas para cocina

Cuencos de arroz

Una pieza utilizada en el día a día en la cultura japonesa y que se ha transformado en el tiempo en el aspecto de la decoración, mas no de la producción, ya que siempre ha tenido el mismo uso y la misma forma.

Cuenco de arroz japones
Tomada de: AliExpress

Teteras

Esta es una pieza que tiene muchos años en la historia de Japón y que tiene muchas formas y ha cambiado mucho con el transcurso de los años y las técnicas. Se utiliza en la tradicional ceremonia del té.

Tetera japonesa
Tomada de: Linio

Tazas

Las tazas de té están entre las piezas de cerámica más utilizadas entre la cultura japonesa por la misma razón que las teteras, la famosa ceremonia del té la cual tiene un significado espiritual para ellos. Es una forma de purificar el alma mediante la unión con la naturaleza.

La razón por la cual la mayoría de estas las tazas no cuentan con asas u orejas es por la tradición cultural de tomar la taza con las dos manos o una mano completa, ya que el té se sirve a temperaturas medias para que el azúcar se disuelva más lentamente y conservar así el sabor.

Taza de té
Tomada de: Nippon Boutique

Dispensadores de salsa de soja

La salsa de soja es está muy presente en las preparaciones de la cultura japonesa y es por esto que hay una pieza hecha especialmente para almacenarla. Este dispensador que está dentro de la cerámica japonesa moderna (en la imagen de abajo) es de la marca Hakusan Porcelain de Hasami, una ciudad de Japón.

Se puede saber que es moderna porque su forma es muy diferente a las normales y, además, tiene una función muy especial y es que cuando se pone el dedo sobre el orificio de la tapa, la salsa deja de salir como si se tapara el orificio por donde sale la salsa.

Dispensador de salsa
Tomada de: Japan House

Urnas funerarias

Son piezas muy reconocidas japonesa nivel internacional, pues estoy segura de que todos hemos visto una urna funeraria japonesa alguna vez. Es el recipiente en donde se guardan las cenizas de los fallecidos, que para ellos tiene un gran significado debido a la importancia y al respeto que culturalmente tienen hacia sus familiares.

Urna funeraria japonesa
Tomada de: Infocerámica

Ollas para cocina

Las cacerolas y cualquier tipo de recipiente que sea utilizado para cocinar son considerados la mayor parte de la producción de cerámica que tiene Japón, pues necesariamente cada casa tiene al menos una en su cocina.

Cacerola japonesa
Tomada de: AliExpress

Dónde se pueden encontrar estas piezas

Museo Nacional de Tokio

El Museo Nacional de Tokio es el museo más grande y antiguo de todo Japón, sus orígenes se remontan a 1872. Visitar este museo es una gran forma de familiarizarse con la cultura y la historia del país.

Tiene una gran colección de objetos de valor arqueológico y artístico de varias eras de Japón y otros países asiáticos como China. Se encuentra ubicado en 13-9 Uenokoen, Taito City, Tokyo 110-8712, Japón. Y como sabemos que te queda un poco lejos ir desde Latinoamérica, no te preocupes, puedes hacer un recorrido virtual para ver esas grandiosas piezas.

Museo nacional de tokio
Tomada de: Hisour

Museo de Artes Decorativas de Madrid

Este Museo ubicado en la Calle de Montalbán, 12, 28014 Madrid, España fue fundado en 1982 y posee una extensa colección compuesta por 3.986 objetos de diferentes artes decorativas.

El Museo de Artes Decorativas tiene una colección de piezas de Japón y China que tienen fechas de producción desde el siglo XVII en adelante. Estas piezas llaman mucho la atención de los visitantes por la tradición artística detrás de cada una de ellas.

Actualmente está cerrado debido a la contingencia sanitaria, pero esperamos abran sus puertas muy pronto para conocer más de cerca el arte de la cerámica japonesa. Esta es su página web para que puedas revisarla y saber cuándo abren de nuevo.

Museo de artes decorativas
Tomada de: El mundo

Hemos llegado al final de este blog sobre la fantástica cerámica japonesa y toda su historia a través del tiempo. Esperamos hayamos saciado tus ganas de conocimiento sobre la historia de la cerámica y que ahora tengas muchos datos curiosos que contar a tus familiares y amigos.

Si quieres conocer más sobre la historia de la cerámica por el mundo, sigue leyendo nuestro Club de Cerámica, allí encontrarás blogs de la alfarería en Colombia, Grecia y la región europea.

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.