3 objetos utilitarios en cerámica para tu cocina y cómo hacerlos

Exprimidor en cerámica de naranja

¿Sabías que algunos de los objetos en plástico que utilizamos diariamente en nuestras cocinas también existen en cerámica? ¡Sí, es cierto! Además de los objetos comunes en cerámica como las ollas, los platos y las tazas, hay otros geniales que además de ser muy útiles, son una gran decoración. ¿Ya tienes alguna idea de cuáles son?

Los objetos que te vamos a enseñar a hacer paso por paso para que los tengas en tu cocina son: un rallador, un exprimidor de naranja y un colador. ¿Si habías pensado que era alguno de esos?

Pues sí, aunque sea difícil de creer, hasta este tipo de piezas pueden ser hechas en cerámica. Increíble cómo este material rompe los límites, ¿no? A lo largo del blog vas a aprender cómo puedes hacer estos útiles objetos para cocina en cerámica. Además, te mostraremos algunas opciones que puedes encontrar en línea si no tienes ganas de modelarlos con tus propias manos. 

Reemplazo de plástico por cerámica

Un aspecto muy interesante y que debes tomar en cuenta para que te decidas a comprar o crear tu propio rallador, exprimidor de naranja o colador en cerámica, es que como te decíamos, son objetos que en su mayoría están hechos en plástico, uno de los materiales más contaminantes en el mundo.

Podrías aportar mucho al planeta con tan solo actos como este, el tomar la decisión de reemplazar el plástico de algunos objetos de la cocina por un material tan bueno con el medio ambiente como la cerámica.

Es cierto que puede ser un poco más costoso por el tipo de material y por el valor de la mano de obra de los artesanos, pero si quieres ayudar al planeta, puedes empezar con pequeños pasos como este. Además, no olvides que puedes crearlos con tus propias manos, no hay necesidad de que los compres. 

Los 3 objetos los puedes hacer con técnicas de modelado que son completamente manuales, por si no tienes un torno de alfarero. Si tienes uno, por supuesto que también puedes hacerlos de esta forma, tú decides.

Para hacer el rallador y el colador utilizarás dos de las 3 técnicas manuales que existen, y el exprimidor de naranja lo vas a aprender a hacer con torno de alfarero para que puedas explorar en las técnicas de modelado de la cerámica.

Ya que sabes esto, no le demos más largas y, ¡empecemos a crear!

Cómo hacer un Rallador en cerámica

Lo primero que tienes que saber del rallador que vas a hacer es que no es el típico rallador en forma de triángulo (más exactamente de pirámide cuadrangular) que conoces, sino que es un plato pequeño o grande, depende del tamaño que quieras, en el que podrás rallar ajos, pedazos de manzana, de cebolla y más alimentos como estos.

Además de ser un objeto muy útil en tu cocina, te aseguramos que, en cuanto a decoración, será un elemento magnífico en tus estantes o en el mesón por el aspecto tan hermoso que tiene.

Plato rallador en cerámica
Tomada de: Tiny Fish Production

Materiales

Como puedes ver, no es una pieza muy compleja, así que no vas a necesitar muchos materiales.

Paso a paso

Antes de empezar, tienes que saber que harás tu plato rallador con la técnica de pellizco, que es una de las 3 técnicas manuales más sencillas de practicar a la hora de modelar.

Paso 1: Lo primero que vas a hacer es tomar un pedazo de arcilla del bloque que tengas en tu casa o taller. Luego lo tienes que amasar hasta que quede suave y muy fácil de manejar.

Paso 2:  Después debes formar entre tus manos o sobre una mesa, una bola con esa arcilla. Según el tamaño de la bola, será el tamaño del plato, así que ten esto muy en cuenta.

Paso 3: Para poder empezar a formar el plato, mientras con una mano sostienes la bola de arcilla, con el dedo pulgar de la otra mano tienes que hacer un hueco en el centro.

Ten cuidado, no debe ser muy profundo porque hay que dejar un buen grosor para la base del plato que será en donde se ubiquen los dientes del rallador.

Paso 4: Luego humedece un poco tus manos y empieza a pellizcar o presionar la arcilla desde el hueco que hiciste hacia afuera, así lograrás volver más ancho el plato con cada pellizco que hagas. Lo puedes ir presionando sobre tu mano, así será más fácil.

Como es un plato, procura que las paredes no queden muy altas y que la base quede grande y plana.

Paso 5: Para verificar que el plato te haya quedado totalmente plano, ponlo sobre una mesa y mira bien que quede recto. Si ves que hay luz en medio de la mesa y el plato, o que parece cojo, presiónalo suavemente sobre la mesa hasta que la base quede plana.

Aquí mismo podrás fijarte en si la parte superior del plato también está recta para que puedas empezar a hacer los dientes del rallador.

Para perfeccionar las paredes y la base del plato, puedes utilizar una esponja húmeda y pasarla suavemente por todas partes, así no quedarán desniveles o imperfecciones en la superficie.

Paso 6: Ahora para hacer los dientes que es la parte más importante de esta pieza, vas a tomar el perforador en tus manos y verificar en un pequeño pedazo de arcilla si ese es el tamaño ideal de la punta del perforador o si necesitas una más grande o más pequeña.

La manera de hacerlos es poniendo suavemente el perforador sobre la arcilla, retirando una pequeña parte de arcilla y luego alzando el perforador para verificar si quedó bien hecho.

Si sientes que ese tamaño está bien, perfecto, podrás empezar a hacer los dientes en el plato. Recuerda que debes dejar un espacio muy delgado entre cada perforación que hagas para que así queden formados los dientes.

Paso 7: Haz un espiral mientras haces cada uno de los dientes, esto es lo que hará mucho más fácil rallar el ajo, la mañana o lo que necesites.

Paso 8: Si ya perfeccionaste tu plato con la ayuda de una esponja e hiciste el espiral de dientes con el perforador, lleva tu pieza al horno de 3 a 4 horas entre 850°C y 1.200°C. Esto depende del tipo de arcilla que hayas utilizado, si es una de baja o alta temperatura. 

Paso 9: En caso de que quieras decorar tu pieza y que quede igual a la de la imagen de arriba, tendrás que aplicarle esmaltes cerámicos y enviarlo de nuevo al horno para una segunda cocción.

Producto recomendado: Rallador en cerámica de BonCera

Rallador de ajo en porcelana
  • Precio: 13 USD
  • Sitio de compra: Amazon
  • Incluye pelador de ajos en silicona, cepillo de recolección y un soporte para el plato
  • Es resistente al calor
  • Se puede lavar en lavavajillas
  • Mide 13,4 cm de diámetro x 1,7 cm de grueso
  • Tiene 2 años de garantía

Entre muchos ralladores en cerámica que puedes encontrar en línea, esta es una gran opción, porque tiene muchos beneficios, incluyendo que puede utilizarse con muchos tipos de alimentos como ajo fresco, raíz de jengibre y cúrcuma, nuez moscada, chocolate y queso. Además, se puede utilizar para hacer y servir salsas.

Tiene una puntuación de 4,5 en su sitio de compra y para muchos clientes es un producto muy bueno y de un tamaño adecuado, ni muy grande ni muy pequeño, aunque te recomendamos que no utilices alimentos muy pequeños en el rallador, porque te puedes lastimar los dedos. En esos casos, podrías colocarlo en un tenedor y rallarlo en tu plato.

Cómo hacer un Exprimidor de naranja en cerámica

Este es otro ejemplo de un objeto demasiado útil en nuestra cocina que podríamos reemplazar por una bonita pieza hecha en cerámica que además de linda, es muy fácil de utilizar.

Sin duda alguna los exprimidores de naranja o limones en cerámica son mucho mejores que los que están hechos en plástico. Por experiencia propia, son más fáciles de limpiar, de utilizar y duran mucho más tiempo, además de que no es un objeto que se tenga que esconder, sino que, por el contrario, hay que mostrarlo sí o sí por su belleza.

Te vamos a enseñar a hacer un exprimidor en el cual no hay necesidad de otra pieza para almacenar el juego, pero si quieres hacer uno con el vaso como recipiente del líquido que exprimas de la fruta, puedes hacerle huecos muy pequeños a la pieza de arriba y además hacer el vaso.

Exprimidor hecho en cerámica
Tomada de: Pinterest

Materiales

Este es un objeto que conlleva un poco más de trabajo, pero aun así vas a necesitar casi los mismos materiales, nada extremo, son cosas que tienes en tu taller o en tu casa, así que no tienes de qué preocuparte.

  • Arcilla
  • Torno de alfarero
  • Esponja
  • Raspador

Paso a paso

Este magnífico exprimidor lo vas a hacer con un torno de alfarero, ¿estás preparada? ¡Empecemos!

Paso 1: Primero, toma un trozo grande de arcilla y amásalo muy bien sobre el torno o sobre tu mesa de trabajo.

Nunca olvides hacer este paso sea cual sea la pieza que hagas, porque si la arcilla queda con burbujas de agua o de aire, se va a explotar en el horno por el calor cuando la lleves a cocción.

Paso 2: Luego enciende el torno, humedece un poco tus manos y empieza a formar un cilindro no muy alto con la arcilla. Desde este cilindro vas a formar todo el exprimidor, así que desde ese momento calcula qué tan grande o pequeño va a ser.

Es importante que sepas que la mayoría de las veces, si no es todas, para hacer cualquier pieza que se te ocurra, vas a tener que hacer un cilindro primero.

Paso 3: Ahora pon la esponja húmeda en el borde superior del cilindro y empieza a arrastrar arcilla hacia adentro, hacia el centro. Debes dejar unos milímetros de borde desde donde empiezas a arrastrar la arcilla, porque este será el borde del plato o para que entiendas más fácil, las paredes que retendrán el líquido de la naranja.

Con este paso estás empezando a formar la parte más importante del exprimidor que es el triángulo. Además, de paso estás haciendo que el plato sea tan hondo que pueda almacenar fácilmente el jugo sin que se vaya a regar.

Paso 4: Al arrastrar la arcilla hacia el centro, se debe estar formando de nuevo un cilindro o un monto de arcilla, ¿verdad? Pues desde esta arcilla que se está amontonando en el centro vas a formar el triángulo, el exprimidor.

Lo primero que tienes que hacer con este monto de arcilla es poner tus dedos índice y del medio en el centro del cilindro y empezar a ensancharlo un poco y a halar la arcilla hacia arriba con ayuda del dedo pulgar para que quede alto.

Cuando tenga la altura y el ancho deseado de lo que será el exprimidor, mientras el torno gira, presiona con un poco de fuerza desde la base del cilindro hasta la punta para cerrarlo y formar el triángulo como puedes ver en la imagen.

A medida que vas subiendo, tienes que presionar más fuerte para que quede ancho abajo y delgado arriba.

Cómo hacer un exprimidor en arcilla
Tomada de: Kelsey Floyd

Paso 5: Ahora para hacer las líneas del exprimidor, vas a utilizar un raspador o cualquier objeto con punta que tú quieras. Puedes hacer las líneas rectas o con una pequeña curva como en el ejemplo de arriba, eso va en tu gusto.

Solamente tendrás que hacer las líneas de abajo a arriba con el raspador, así la arcilla que vayas retirando poco a poco, la podrás quitar muy fácil. Deja unos milímetros entre cada línea que hagas para que el exprimidor funcione mucho mejor.

Te debe quedar como la imagen que puedes ver abajo. Es un gran ejemplo.

Cómo hacer un exprimidor en cerámica
Tomada de: Kelsey Floyd

Paso 6: Vas a hacer el pico del exprimidor con un dedo. Quedará mucho más natural si lo haces de esta manera.

Debes colocar la punta de tu dedo dentro del plato en el borde y dejarlo caer suavemente sobre la pared del borde para que la arcilla caiga y se pueda formar el pico. Para que quede bien formado, humedece un poco tu dedo y pásalo varias veces por donde colocaste el dedo antes.

Paso 7: Como último paso en el proceso de modelado, dependiendo de si lo quieras o no, vas a realizar la manija del exprimidor. Esta la puedes hacer con una tira plana de arcilla. Cuando tengas la tira, vas a aplicar barbotina en ambos extremos de esta y a colocarla con presión sobre el borde y la base del plato del exprimidor.

Para que no se note la unión, con tus dedos un poco húmedos, tienes que arrastrar la arcilla de la tira para que quede unida con la del plato y así parezcan una sola pieza.

Paso 8: Lleva tu exprimidor al horno por 3 o 4 horas entre 850°C y 1.200°C. Y si quieres decorarlo con esmaltes, utiliza alguna de las técnicas de esmaltado y llévalo de nuevo al horno por el mismo tiempo y a la misma temperatura.

Producto recomendado: Exprimidor de zumo de naranja

Exprimidor de naranja en cerámica
  • Precio: 16 USD
  • Sitio de compra: AliExpress
  • Tiene mango de madera
  • Mide 23,5 cm de largo x 6,2 de alto

Este exprimidor es un gran ejemplo de un gran diseño que además de ser lindo, hace que el objeto sea muy útil y fácil de utilizar. El mango de madera que tiene ayuda a que servir el jugo de naranja sea mucho más sencillo.

Además, el recipiente del exprimidor que, por cierto, viene en una sola pieza, lo que lo hace mucho más práctico, tiene una gran profundidad y ayuda a que se pueda almacenar mucho líquido.

Cómo hacer un Colador en cerámica

Los coladores son objetos que utilizamos mucho mientras se está cocinando y es por esto que te decimos, si tu pasión es la cerámica y usas coladores muy seguido, ¿Por qué no tener un colador hermoso en un material tan increíble como la cerámica en tu cocina?

Es un elemento muy útil porque además de ser colador, también puede ser un recipiente para tus frutas, por ejemplo, y que como puedes ver abajo, también puede llegar a ser decorativo por sus colores y formas.

Colador en cerámica de colores
Tomada de: After Hours Pottery

Materiales

En este caso vas a utilizar exactamente los mismos materiales que usaste con el rallador, perfecto, ¿no?

  • Arcilla
  • Un poco de agua
  • Esponja
  • Perforador

Paso a paso

Para hacer tu colador en cerámica vas a utilizar la técnica de churro, que es la otra técnica manual de modelado de la que te habíamos hablado antes.

Paso 1: Como te debes estar imaginando, lo primero que tienes que hacer es amasar la arcilla con un poco de agua sobre tu mesa de trabajo.

Paso 2: Después tienes que tomar un pedazo de esta arcilla y hacer un círculo que será la base del colador y desde donde se van a colocar los churros para formar las paredes del colador.

Paso 3: Ahora para hacer los churros, vas a colocar un pedazo de arcilla sobre la mesa y vas a empezar a moverla hacia al frente y hacia atrás con la palma de tus manos. Y desde el centro hacia afuera para estirar la arcilla.

Tú calculas el largo de los churros. Algunos pueden ser largos y otros un poco más cortos, que esos son para usarlos en la base.

Paso 4: Para empezar a formar el colador, coloca los churros menos largos en el borde de la base que hiciste al principio, y ve colocando un churro sobre otro. Para unirlos tienes que humedecer tus dedos y halar la arcilla hacia arriba y hacia abajo, así no se notará la unión.

Como el colador no tiene una forma recta, sino que se abre cada vez más mientras sube, tienes que colocar los churros no literalmente uno sobre otro, sino al borde del anterior en cada piso que hagas, con eso la forma queda hacia afuera.

Paso 5: Cuando hayas terminado de hacer la forma del colador con los churros, tienes que perfeccionar la pieza uniendo los churros para que las paredes queden lisas por dentro y por fuera. Puedes hacerlo solamente con tus dedos, pero también te puedes ayudar con una esponja o un raspador.

Paso 6: Para hacer los huecos del colador por los que va a pasar el agua cuando estés cocinando, debes esperar a que la arcilla esté en estado de cuero, lo que quiere decir que tienes que esperar a que se seque unas horas hasta que haya perdido parcialmente su humedad.

Para saber que la arcilla ya está en estado de cuero, debes tocarla y sentir que está un poco dura. Pero también podrás saberlo con tan solo verla, su color ya habrá cambiado.

Paso 7: Ahora toma el perforador en tus manos, dale vuelta al colador y empieza a hacer los huecos del colador. Puedes hacerlos en líneas rectas o al azar por toda la pieza, eso depende del diseño que quieras hacer en tu creación.

Paso 8: Pon tu colador en el horno cerámico entre 850°C y 1.200°C durante 3 o 4 horas para que tenga su primera cocción (y única en caso de que no quieras aplicarle esmaltes). Si quieres que te quede tan bonita como las de la imagen de referencia, ¡hazlo, no lo dudes, no es tan difícil!

Puedes experimentar con diferentes colores y tipos de esmaltes, pero ten en cuenta de que todos deben ser de alta o de baja temperatura también dependiendo del tipo de arcilla que hayas utilizado. No puedes mezclarlos porque no vas a tener un buen resultado.

Producto recomendado: Colador de cerámica Casafina

Colador en cerámica
  • Precio: 67 USD
  • Sitio de compra: Amazon
  • Mide 23,4 cm x 23,4 cm x 8,2 cm de alto
  • Hecho completamente a mano

Esta es una gran opción entre algunos de los coladores que hay en tiendas en línea como Amazon. Es tan buena que tiene 5 de 5 estrellas en esta tienda. Esto es por su diseño, tamaño, precio y practicidad.

Se puede utilizar en todos los aspectos posibles en una cocina, en un horno, en un microondas, lavavajillas y congelador, lo cual le da una gran ventaja sobre muchos de los demás que hay que, por ejemplo, solo se pueden lavar a mano porque no resistirían un lavavajillas. Un gran punto a favor ¿no crees?

Hemos llegado al final de este magnífico blog en el que te mostramos 3 objetos muy prácticos que puedes utilizar en tu cocina. Esperamos puedas hacer con facilidad tus piezas y las puedas usar de la mejor manera.

Si no te decidiste a hacerlos con tus propias manos, esperamos haberte ayudado con algunas opciones muy buenas que puedes comprar en tiendas virtuales como Amazon y AliExpress. No son muy fáciles de conseguir todas estas piezas precisamente porque no son objetos muy comunes, así que si conoces un emprendimiento que haga cerámica, no dudes en preguntarles si podrían hacer una de estas geniales piezas para ti.

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.