3 piezas en cerámica que puedes hacer sin torno de alfarero

Salseras hechas en cerámica

¿Creías que todas las piezas en cerámica están hechas solamente con un torno de alfarero? Pues no, hay otras maneras muy sencillas y económicas para hacer tus piezas. ¡Genial! ¿verdad?

Por si no lo sabías, hay 4 técnicas de modelado además del torno, de las cuales 3 de ellas son muy fáciles y en las que solo vas a necesitar tus manos, ninguna otra herramienta.

A lo largo del blog te vamos a hacer un pequeño resumen de estas 4 técnicas para que sepas cómo funciona cada una. Además, vas a saber qué arcilla qué puedes usar y cómo puedes modelar cada una de las piezas que te vamos a nombrar.

Sin más preámbulos, ¡empecemos!

Técnicas de modelado

Las 4 técnicas que te vamos a explicar son muy divertidas de hacer, y lo mejor de todo es que cualquier persona puede utilizarlas para crear piezas maravillosas en cerámica. Desde principiantes y niños, hasta alfareros profesionales que hacen algunas de sus piezas así.

3 de ellas necesitarán solamente de tus manos, arcilla y un poco de agua, así que es realmente magnífico para tener un espacio de relajación y de esparcimiento mientras se amasa arcilla y se dejan todas las preocupaciones de lado.

Las técnicas de las cuales vas a aprender son:

  • Churro
  • Plancha
  • Pellizcos
  • Al vaciado

Churros

Un nombre algo extraño y hasta gracioso, ¿no? Seguramente estás pensando ¿Churros? ¿Como los que se comen? Sí, exactamente por eso se llaman churros, porque la arcilla tiene la misma forma que estos.

En esta técnica básicamente se hacen cilindros de arcilla con tus manos para luego unirlos uno sobre otro y así poder hacer la forma que tengas en mente.

Con la técnica de churros puedes hacer muchísimos tipos de piezas para tu cocina, tu sala o cualquier parte de tu hogar, como tazas, bowls y jarrones.

Técnica de churros de arcilla
Tomada de: Domestika

Plancha

La técnica de plancha es conocida como una de las más fáciles de hacer debido a que se basa en hacer cuadros, rectángulos o círculos en arcilla, que casi siempre son las paredes de los objetos.

Es muy utilizada para hacer vasos, platos o tazas principalmente. Piezas que no requieran de darles mucha forma.

Pellizcos

Esta técnica, al igual que las dos anteriores, es perfecta para tener un contacto totalmente directo con la arcilla y ensuciarte un poco sin ninguna preocupación.

La idea de esta es darle forma al barro a través de la presión de la arcilla en nuestras manos y con nuestros dedos. Se basa literalmente como dice su nombre, en pellizcar la arcilla para darle la forma deseada.

Si no entendiste a la perfección, no te preocupes, más adelante te daremos un ejemplo claro de cómo hacer una pieza con esta técnica. Te darás cuenta de que es muy intuitiva y rápida de hacer.

Es perfecta si quieres tener contacto 100% con la arcilla y ensuciarte un poco.

Al vaciado

Esta es la única de las 4 en la que no vas a necesitar solamente tus manos, ni siquiera vas a tener un contacto directo con la arcilla y esto es porque para lograr la técnica de vaciado, necesitas de un molde en el que se riega barbotina, que es arcilla líquida.

Lo único que hay que hacer en esta es verter la barbotina en el molde, luego vaciar el molde, es decir, retirar toda la barbotina que no se adhirió al molde y dejar que se seque por unos días para luego quitar el molde y tener una hermosa pieza de cerámica.

Es muy fácil hacer piezas con esta técnica, pero es sumamente necesario que tengas un molde en yeso que puedes hacer por ti mismo si no quieres gastar más dinero.

Esto fue una breve explicación de las técnicas de modelado que no requieren un torno, pero si quieres conocerlas más a profundidad, visita nuestro artículo sobre 3 técnicas básicas de modelado.

Tipos de arcilla que puedes utilizar

Ahora que sabes qué técnicas existen para hacer tus piezas sin necesidad de utilizar una herramienta tan avanzada como el torno de alfarero, te vamos a contar qué arcilla puedes usar para hacer las piezas.

Hay muchos tipos de arcilla que debido a sus componentes funcionan para hacer diferentes piezas. En el enlace anterior encuentras una guía de todas las arcillas que existen, pero hoy te vamos a recordar los 6 más fáciles de conseguir y que, en ciertos casos, se pueden hacer en casa con tus propias manos. Estos son:

  • Arcilla roja o de alfarero
  • Porcelana fría
  • Arcilla polimérica
  • Arcilla casera
  • Arcilla de gres
  • Arcilla de loza

Arcilla roja o de alfarero

Esta es la arcilla más conocida en el mundo de la cerámica, tanto así que, aunque su nombre original sea arcilla roja, también es muy conocida y llamada como arcilla de alfarero. Su color rojo característico es porque entre sus compuestos hay mucho hierro.

Es utilizada por principiantes, personas con algo de conocimiento y expertos como lo son los alfareros profesionales. Así que no hay nada que te detenga para usar esta arcilla en tus piezas.

En su mayoría sirve para hacer piezas que reciban mucho sol y lluvia, que estén expuestas en el exterior como macetas para jardinería, azulejos y tejas.

Porcelana fría

Es uno de los materiales más fácil de utilizar y que además de todo, se puede hacer con materiales muy comunes en la cocina de tu casa. Quizá te dará pereza hacerla, pero te sorprenderás de lo fácil que es hacer tu propia porcelana fría.

Además, podrás ahorrar dinero y ¿qué mejor que ahorrar un poco de dinero en el proceso?

Con esta pasta moldeable puedes hacer figuras decorativas como llaveros, anillos, muñecos y flores. Debido a lo frágiles que son las piezas cuando la porcelana se enfría, no es ideal para hacer piezas de alto uso como vajillas.

Arcilla polimérica

Este tipo de arcilla, al igual que la porcelana fría, se puede comprar en una tienda física que se especialice en artes o en una tienda virtual como Amazon, pero también la puedes hacer en casa con unos materiales muy sencillos.

Para hacer arcilla polimérica en tu casa, solo necesitas pegamento líquido, vinagre o limón, harina de maíz y aceite mineral. Te aseguramos que es muy fácil y rápida de hacer. Además de que es súper efectiva.

Esta arcilla se caracteriza por estar compuesta por PVC, que es un tipo de plástico sintético compuesto por hidrógeno, cloro y carbono que hace que la arcilla sea resistente al agua y muy plástica, o sea que es fácil de moldear.

Como con la porcelana fría, puedes hacer objetos decorativos para tu hogar o para un regalo, y objetos como vasijas, pero la mayoría de veces se utiliza para objetos más pequeños y sencillos.

Arcilla casera

La arcilla casera, como lo dice su nombre, solo la puedes hacer, no la puedes encontrar en ninguna tienda, pues está hecha con materiales muy sencillos y fáciles de conseguir como bicarbonato de sodio, harina de maíz y agua.

Los objetos pequeños y decorativos son los más conocidos en este tipo de arcilla que, aunque es un poco más resistente que la porcelana fría, sigue siendo un poco frágil para crear objetos grandes.

Arcilla de gres

Esta arcilla que es una de las más conocidas en el mundo de la alfarería gracias a que es muy fácil de moldear y que se puede encontrar en distintos colores, está compuesta por una mezcla de arena, minerales y otros barros.

Es una arcilla no porosa y opaca, lo que quiere decir que no tiene ningún agujero y esto la hace perfecta para utilizar en vajillas y otros objetos para el hogar como lo pueden ser también las ollas.

Arcilla de loza o mimbre

El mimbre es el tipo de arcilla más antigua que hay y la que más se puede encontrar alrededor del mundo. Con esta arcilla se dan cerámicas porosas y suaves que tienen colores vibrantes.

Es una de las arcillas más económicas en el mercado, pero eso no quiere decir que sea mala, por el contrario, la arcilla de loza es muy buena y es fácil de manejar porque entre todas es la más porosa y plástica.

Esto hace que se puedan contener líquidos, aunque al igual que la arcilla de gres, no soporta mucho peso. Es por esto que con esta arcilla puedes hacer objetos para tu hogar, como objetos decorativos y de uso en tu cocina.

La arcilla de loza es la opción económica de la porcelana que es la de mayor calidad y la más costosa que se usa para las vajillas más valiosas que hay en el mercado. 

Tipos de arcilla
Tomada de: Labois

3 Piezas sin torno de alfarero

¿Estás listo para saber qué piezas puedes hacer sin la necesidad de utilizar un torno de alfarero? ¡Perfecto! Vas a aprender a hacer 3 piezas diferentes con las 3 técnicas de modelado que solo requieren de tu habilidad con las manos. ¡Empecemos!

Portarretrato

Uno de los objetos más utilizados en los hogares. Se puede tener en la sala o en un cuarto con una foto hermosa de la familia. Así que hacer un portarretratos a mano para un regalo sería perfecto y tendría mucho valor sentimental, ¿no crees?

Tranquilo que nosotros te vamos a enseñar paso a paso cómo podrías hacerlo para dar un regalo hermoso.

Lo primero que tienes que saber es que vamos a hacer el portarretrato con la técnica de plancha utilizando porcelana fría, juntas te darán un resultado magnífico.

Paso 1: Como primer paso, vas a elegir la foto que quieres colocar en tu portarretrato. Así sabrás las medidas exactas para hacerlo. 

Recuerda que el centro del portarretratos es el tamaño de la foto, y el marco puede ser de 2 o 3 cm de grosor para que se vea muy bien.

Paso 2: Ya con las medidas tomadas, ahora puedes hacer un rectángulo o cuadrado, dependiendo de tu foto, en la porcelana fría del color que desees para crear el marco del portarretratos. La profundidad del borde del marco puede ser de 1,5 cm o 2 cm para que no quede tan pesado.

Recuerda amasar muy bien la porcelana para que sea mucho más fácil de manejar.

Paso 3: Ahora recorta el centro con el tamaño de la foto que vas a colocar en tu portarretrato y quedará listo el marco.

Paso 4: Lo bueno del paso anterior es que no vas a desperdiciar nada, esa pequeña parte de porcelana fría que retiraste, la vas a utilizar para hacer el fondo del portarretratos, la parte que va a sostener tu foto. 

Como tiene el mismo grosor que el marco y debe haber espacio para colocar la foto, puedes partir a la mitad ese pequeño rectángulo para que no quede tan grueso. Si ves muy complicado esto, puedes crear uno nuevo del tamaño de la foto y del grosor necesario.

Te estarás preguntando: ¿Cómo voy a hacer para que se sostenga si lo coloco sobre una mesa? Tranquilo, ya te vamos a explicar.

Paso 5: Para el soporte vas a cortar una tira de porcelana de 10 cm de ancho x 5 cm de alto x 5 mm de profundo.

Paso 6: Luego con la tira en forma horizontal, tal y como la cortaste y como la ves en la imagen, vas a marcar con un punto de arriba hacia abajo 1,5 cm en ambos extremos del rectángulo, es decir en el lado izquierdo y derecho.

Paso 7: Desde el lado izquierdo al derecho, en la parte horizontal de arriba vas a marcar con un punto 4 cm y en la parte de abajo, que será el lado recto del soporte, 3 cm.

Paso 8: Ahora tienes que unir los puntos de la siguiente manera: los 1,5 cm del lado izquierdo con los 4 cm de arriba y los 1,5 cm del lado derecho. Y el punto izquierdo de 1,5 con el de 3 cm de abajo.

Te debe quedar como en la imagen de abajo. Con 3 líneas en diagonal y dos rectas que son los bordes originales de la tira, es decir, el lado derecho y la parte de abajo.  

Paso 9: Es hora de que cortes en donde marcaste las tres líneas para tener listo el soporte del portarretrato. Tu soporte será la parte de adentro de las líneas.

Sabemos que es un poco complejo de entender y por eso te facilitamos todo dejándote un claro ejemplo de dónde debe ir cada medida en la imagen de abajo. Si sigues cuidadosamente los pasos viendo la guía, va a ser muy sencillo.

Medidas para base de portarretratos

Paso 10: Para que puedas unir el soporte a la parte trasera del portarretrato, tendrás que hacer un cuadrado en porcelana de 3 x 3 cm y pegar una mitad al soporte y la otra mitad al portarretrato. El cuadrado termina doblado en forma de U, totalmente a la mitad.

Puedes medir exactamente en donde vas a colocar el soporte antes de ponerlo definitivamente, para evitar cualquier error como que no se pare bien o que se note el soporte si ves de frente el portarretrato.

Paso 10: Como último paso para tener un portarretratos único y que se note que lo hiciste tú, puedes crear pequeñas figuras para pegar en el marco. Así quedará mucho más lindo, ¡te lo aseguro!

portarretrato en porcelana fría
Tomada de: Pinterest

Jabonera

La jabonera es un objeto que sí o sí hay en nuestras casas, seguramente ya estaba instalada o decidiste comprar una para tu baño. Pero no más de comprar, puedes hacerla con tus propias manos y ahorrar dinero al mismo tiempo. 

Para hacer la jabonera, vas a poner en práctica la técnica de churros y vas a utilizar arcilla de gres que soporta el agua que le caiga y de paso, puedes tener una jabonera de un color diferente al blanco.

Paso 1: Lo primero que tienes que hacer es la base que será en forma de cuadrado para hacer la jabonera de la imagen de abajo. Desde esta base con los churros se empezará a crear la forma entera.

Paso 2: Para hacer los churros, debes tomar un pedazo de arcilla y sobre una mesa con la palma de tus manos empezar a moverla hacia el frente y hacia atrás.

Es una técnica muy sencilla de lograr, pero debes tener algunas cosas en cuenta:

  • Hacer siempre el movimiento con la palma de tus manos y no con los dedos, porque así el churro tendrá la misma forma.
  • El movimiento, aparte de ser hacia el frente y hacia atrás, debe hacerse desde el centro hacia afuera, para estirar la arcilla.

Paso 3: Luego de tener varios churros ya hechos, puedes empezar a colocar uno por uno. Al ser una pieza tan pequeña y delgada no vas a necesitar tantos.

Como las paredes se extienden hacia afuera, en diagonal, debes colocar cada piso de churros en el borde del anterior para ir creando la forma deseada.

Paso 4: Cada que coloques un churro nuevo sobre otro, puedes ir juntándolos con el dedo para que no se note la unión. Se debe hacer primero desde abajo hacia arriba y luego de arriba hacia abajo como si estuvieras halando la arcilla.

Debes alisar muy bien las paredes para que te quede grandioso.

Paso 5: Ya que tienes la forma terminada, solo faltan dos pasos, uno: hacer los huecos justo en el centro para la salida del agua.

Paso 6: Y dos, llevar tu pieza al horno a 1.200°C durante 2 y 3 horas para luego decorarla como desees y que quede lista para decorar tu baño.

Jabonera artesanal en porcelana fría
Tomada de: Kia Ora Botanicals

Salsero

Para este gran objeto que suele ser muy utilizado en reuniones familiares o con amigos para una cena o simplemente a la hora del almuerzo, vas a usar la técnica del pellizco que es una de las más fáciles de todas. Además, la arcilla que vas a usar es la de loza que es perfecta para la ocasión.

Paso 1: Esta técnica es realmente fácil, todo se basa en la forma que logres darle con tus manos. Lo primero que tendrás que hacer es hacer una bola de arcilla que esté muy bien amasada.

Paso 2: Luego, debes colocar esa bola en una de tus manos y poner tu dedo pulgar en todo el centro para hacer un agujero algo superficial, que es de donde se va a empezar a formar el salsero.

El agujero debe tener aproximadamente 1,5 cm de profundidad.

Paso 3: Cuando el paso anterior esté terminado, hazle presión a la arcilla desde el centro hacia afuera para ir haciendo el agujero cada vez más grande.

Paso 4: Para lograr darle la forma al salsero, al mismo tiempo de realizar presión desde la base hasta la boca de la pieza, tienes que ir girándola sobre tu mano para que todas las paredes queden del mismo alto y grosor.

Como la pieza no es totalmente redonda, sino que uno de los lados tiene una punta, no olvides crear esta punta. Te será de gran ayuda si quieres servir la salsa encima de tus platos.

Paso 5: Para que tanto la base como la boca del salsero queden rectos, puedes colocarlo sobre una mesa y aplanar la base y verificar que la boca está totalmente recta.

Paso 6: Ya que tu salsero tiene una forma perfecta y las paredes están lisas, puedes llevarlo al horno a 1.000°C por 2 o 3 horas porque la pieza es pequeña.

Paso 7: No puedes dejar tu pieza así en blanco, si va a decorar tus reuniones y tus comidas, es mejor que tenga una decoración única y llamativa, ¿cierto? Así que, decora tu salsero con esmaltes o…, ¡dale tu propio toque!

Salseras hechas en cerámica
Tomada de: Pinterest

Con estos fantásticos salseros llegamos al final del blog, pero no pienses que estas son las únicas piezas que puedes hacer sin torno. Solo con tus manos también puedes crear piezas como platos, tazas, jarrones, macetas y muchísimos más objetos que puedes tener como decoración en tu hogar.

Esperamos hayas aprendido bastante haciendo estas tres piezas tan increíbles con las técnicas de modelado más sencillas. Recuerda siempre que no necesitas un torno para hacer objetos útiles y muy bonitos.

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.