Crea tu propio taller de cerámica en casa ¡Fácil!

estantes de cerámica

Si eres principiante en la cerámica y quieres volverte un experto en el campo, seguramente también esperas tener tu propio taller de cerámica en casa, pero no sabes qué herramientas necesitas para hacer de este sueño algo real. 

¡No te preocupes más! A continuación, te explicaremos todo lo que debes tener en cuenta para formar tu propio taller de cerámica.

Tomada de Pexels

Lo primero que necesitas para tu taller

Antes de comenzar con todas las herramientas necesarias para empezar en el mundo de la cerámica, un aspecto importante que debes de considerar es el espacio que vas a utilizar para realizar tus manualidades.

Nuestra recomendación es que elijas un espacio grande y tranquilo, lejos de la multitud o de la contaminación auditiva a la cual estamos expuestos diariamente. 

Tu lugar de trabajo debe de contar con buena iluminación y ventilación. La iluminación es parte fundamental del desarrollo de un proceso artístico y de esta dependerá el resultado del mismo. Si tu espacio cuenta con ventanas grandes es aún mejor, pues permitirá que no solo tengas luz natural, sino que también recibirás aire fresco que te ayudará a conservar la serenidad y a no quedarte dormido mientras realizas tu cerámica. 

En un caso donde no tengas suficiente luz, te aconsejamos que consigas lámparas con luz potente que te ayuden a tener una mejor vista de lo que estás haciendo.

Normalmente, espacios como sótanos, cuarto de TV, garajes y cuartos de servicio son adaptados para este tipo de actividad. Si no tienes disponibles algunos de estos lugares, puedes armar tu taller de cerámica en un espacio libre cubierto por un techo resistente a cualquier clima.

Con tantas opciones de espacios que hay, tú decides en donde instalarte, solo recuerda optar por un lugar en el que te sientas cómodo y puedas sacar a flote tu imaginación y creatividad. 

Mobiliario para tu taller de cerámica

Continuamos con todos los muebles que necesitas para hacer de tu taller en casa el lugar de trabajo más cómodo.

Estantes o repisas  

Los estantes o repisas son un gran aliado para cualquier alfarero. Además de que sirven para ordenar o depositar todas tus herramientas, son útiles para poner a secar las piezas elaboradas antes y después de meterlas al horno.

Tomada de Pexels

Sin duda alguna debes de tener estos elementos en tu taller, pues también brindará un sentido de orden a tu espacio de trabajo.

Mesas de trabajo y amasado

Las mesas en donde vas a trabajar deben de ser amplias, resistentes y a la altura que más te convenga.  

Nuestra recomendación es que elijas mesas con superficies de madera, hierro o cemento. Las mesas en estos materiales te ayudarán a que objetos como las masas no se queden pegados y su manipulación sea más fácil. 

Puedes empezar con una sola mesa y más adelante comprar otra, todo depende de tus preferencias. 

Sillas

Este objeto no lo podemos olvidar, ¿no podemos trabajar todo el tiempo de pie pues podríamos cansarnos muy rápido verdad?

Elegir la silla adecuada no es complicado. Ahora te daremos tres consejos para que elijas la mejor silla para tu taller.

1. La silla que elijas debe de estar a una altura tal que quedes en frente de tu mesa, ni muy alto, ni muy bajo.

2.Procura que al igual que tu mesa, tu silla sea en esos mismos materiales para evitar que se dañe y resista a cualquier material.

3.Es recomendable que tu silla tenga espaldar donde puedas recostarte, descansar y mantener una posición adecuada.

Nosotros te aconsejamos que comiences con una o dos sillas, o las que consideres necesarias.

Punto de agua y lavado

Este es uno de los aspectos más importantes a la hora de pensar en tener un taller de cerámica en casa.  

Dentro de nuestro espacio de trabajo necesitamos un punto de agua y lavado el cual lo usaremos para lavar elementos como los pinceles y limpiar rápidamente cualquier cosa que se ensucie.  

Herramientas básicas para tu taller de cerámica

Ahora pasamos a describir todas las herramientas que cualquier alfarero necesita en su taller de cerámica. Aunque parecen muchas, tranquilo, son fáciles de conseguir y te servirán mucho durante tu trabajo en este campo.

Delantales y toallas 

Quienes están inmersos en el mundo del arte saben que hay que estar dispuestos a ensuciarse un poco. Pero también hay que aclarar que no siempre debemos ensuciar o dañar nuestra ropa si no queremos hacerlo; la solución para esto es un delantal.

Existen diversos estilos de delantales de todos los colores y estampados, aptos para cada gusto y cuerpo. Sin embargo, no debes olvidar que tu delantal debe de ser largo para que te brinde suficiente protección y si tiene uno que otro bolsillo es perfecto. Esto será de gran ayuda para cuando estés realizando tus figuras. 

¡No olvides que el delantal no va a cubrir todo tu cuerpo! Te sugerimos que debajo de tu delantal uses ropa suelta y cómoda que no tengas miedo a ensuciar.

Las toallas son otra herramienta importante en este campo. Este elemento te servirá para tener tu espacio limpio y evitar estropear tus manualidades, y para mantener limpias tus manos. 

Nosotros te aconsejamos que tengas por lo menos dos toallas. Una servirá para ti y la otra para mantener tu espacio limpio. 

Las toallas en algodón son nuestra recomendación para ti, ya que son más resistentes, económicas y absorben muy bien todo tipo de líquidos.

Mascarilla

Esta es una herramienta que parece poco importante, pero no lo es. 

La mascarilla es indispensable a la hora de trabajar con todos los materiales de la cerámica. Este elemento controla la entrada de polvo u olores por tu nariz y boca. 

Nosotros te sugerimos que elijas mascarillas de poliéster, ya que este material es liviano, no se deforma o arruga, se puede lavar y no absorbe mucha humedad lo que quiere decir que evita los malos olores, hongos y bacterias. Además, las puedes personalizar.

También te recomendamos mascarillas industriales, estas las usan mucho los maestros de obra, es decir, quienes construyen edificaciones y los carpinteros. Estas son fáciles de conseguir y a un precio asequible.

Nuestra última recomendación son las mascarillas N95, estas brindan más protección ya que quedan pegadas a tu rostro, pero con un gran espacio al interior para que puedas respirar. Las N95 también te protegen de la humedad y bacterias a las que te expongas.

Su uso no es obligatorio, pero si sufres de rinitis, alergias o enfermedades respiratorias, te recomendamos usarla. 

Arcilla 

¿Qué arcilla debo usar para hacer cerámica?Una pregunta muy usual que todo principiante se ha hecho. Pero conserva la calma, aquí te ayudamos a elegir la arcilla que necesitas usar. 

Recuerda que la arcilla es el tipo de masa que usamos en la cerámica para fabricar las diferentes piezas.

Existen diferentes tipos de arcilla en la cerámica y sus usos son diferentes, sin embargo, hoy te mostraremos las tres grandes clasificaciones de la cerámica.  

Porcelana: es un tipo de barro para cerámica muy fino y blanco, tanto que puede llegar a ser transparente. También es la masa más costosa de los tres tipos de cerámica.

La porcelana necesita temperaturas entre 1240 y 1350 ºC de cocción, por lo que si decides utilizarla deberás tener un horno que alcance estas temperaturas.

Gres: este tipo de cerámica se caracteriza por ser de varios colores, hay en blanco, gris, rojo y hasta naranja. El gres se cuece a temperaturas medias de 1200 a 1280 ºC por lo que no necesitas un horno de expertos para experimentar con este barro. 

La arcilla de gres comúnmente se utiliza en la elaboración de vajilla y objetos de alfarería como lo son las botellas y los floreros, ambos elaborados en barro; esta es la característica principal de este arte.

Loza: es la más porosa de todas y es usada para fabricar vajillas, lo que la hace el tipo de arcilla más fácil de trabajar. ¡Genial!

La temperatura que la loza requiere es la más baja de las tres clasificaciones, así que no necesitas de un horno tan avanzado para trabajar con este tipo de barro. 

Esponjas 

Las esponjas son esenciales para absorber agua y medirla. 

Habrá momentos en los que necesitarás cierta cantidad de agua para realizar tus mezclas y demás manualidades; las esponjas evitarán que utilices más agua de la que es necesaria.  

Balde o cubeta 

Muchos se olvidan de esta herramienta, pues creen que no es importante, cuando es realmente necesario contar con al menos dos de estos. 

Uno lo puedes utilizar para los restos de pintura y el otro para las sobras de arcilla. De esta manera puedes reutilizar los materiales que necesites y de paso ayudas al medio ambiente al no generar tanto residuo. Sabes que esto es muy importante.

Pinceles 

Los pinceles son de las herramientas más indispensables pues con estos puedes darle tu toque personal a los objetos que elabores. 

Hay pinceles especiales para la cerámica, en el mercado puedes encontrar desde los que tienen la punta delgada y puntiaguda que sirven para poner los pequeños detalles de la cerámica, hasta los más gruesos que son útiles para pintar superficies más grandes y hacer los acabados a tus piezas.

Ten en cuenta que no es necesario que utilices pinceles de este tipo. Puedes tener pinceles de los normales para empezar y estos te ayudarán a mejorar tu técnica. 

Nosotros te recomendamos que utilices de 4 a 5 pinceles, todos de diferentes tamaños para poder hacer los retoques que requieras.

Herramientas para tornear

Estas herramientas son indispensables para darle forma a tus figuras en cerámica. Además, si tienes de todo tipo la tarea de tornear será pan comido. 

Nuestra recomendación es que armes tu propio kit de herramientas para tornear. En este puedes agregar espátulas, punzones o agujas, lijas, vaciador, palillo de modelado, moldeadores de madera o estecas, rodillo, perfiles, riñones o raspadores en madera y tornetas.

Estos elementos de alfarería te facilitarán todo el proceso de tornear ya que te ayudarán a moldear, quitar, cortar y agregar arcilla a tu figura de cerámica.

Esmaltes y acrílicos 

¡Llegó la hora de poner la imaginación a volar! Los esmaltes y acrílicos son los tipos de pintura adecuados para la cerámica.  

Los acrílicos sirven para darle color a las piezas que realices; los esmaltes para sellar y dar un acabado bien sea brillante o mate. 

En el mercado se pueden conseguir diversos colores de acrílicos y esmaltes, todos puestos a tu disposición. Para esmaltar una pieza lo que te aconsejamos es que compres polvo preparado en distribuidores de herramientas para cerámica artística.

Dato extra: tan pronto esmaltes tu figura debes ponerla en el horno a temperatura adecuada según la arcilla que utilizaste.  

 Torno de alfarero

torno de alfarero
Tomada de Pexels

Un torno es ese aparato que ves que gira y que sirve para darle forma a tus piezas. Existen diversos tipos de tornos para escoger, puedes encontrar desde electrónicos hasta manuales que son manejados por la pierna del alfarero.

Te seremos honestos, al principio manejar el torno no es fácil, pero si te esfuerzas y practicas mucho, serás un experto. Existen muchos talleres y cursos presenciales o en internet que puedes tomar para aprender rápido.

Horno para cerámica

Escoger un horno no es tarea fácil debido a que hoy podemos encontrar muchos tipos de hornos para cerámica como lo son los eléctricos, que necesitan de una instalación y funcionan con corriente eléctrica; o a gas, al cual deben de ir conectados cilindros de gas para que funcione; estos son usados por alfareros expertos.

Además,hay distintas marcas de hornos tanto a gas como eléctricos, como por ejemplo SHIOUCY, Akozon y YGLONG.

Para ti, que estás comenzando, te recomendamos que inicies con uno pequeño y una vez que puedas hacer piezas más grandes, puedes optar por conseguir un horno más grande. 


Con estas herramientas te aseguramos que tendrás el mejor taller de cerámica en casa así que, ¿qué estás esperando? ¡Comienza ahora!

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.