Haz tus propias macetas en cerámica – 2 tutoriales sencillos

maceta de pulpo con tentáculos

No hay una mejor manera de empezar en el arte de la cerámica que haciendo una maceta. Así que, si quieres aprender cómo hacer una paso a paso y saber qué materiales vas a necesitar, estás en el lugar indicado.

Es uno de los objetos más comunes hechos en cerámica, pero hay muchísimas formas de maceta que podrías hacer dentro de un tiempo cuando tengas práctica.

Te vamos a explicar cómo hacer dos formas muy sencillas de macetas, y de seguro te van a encantar tanto que no vas a querer esperar para hacerlas tú mismo.

Cómo hacer una maceta básica

Para hacer una maceta puedes utilizar todas las técnicas de modelado que hay, que son las técnicas de pellizco, churros, plancha, torno y al vaciado.

Si hasta ahora estás iniciando en el mundo de la cerámica, puedes intentar con los primeros tres métodos. No te preocupes si te interesaba hacerlo con los otros dos, con el tiempo y mucha práctica podrás dominar todas las técnicas.

En este caso, vamos a utilizar la técnica de plancha que es una de las más fáciles. Y a continuación te vamos a explicar paso por paso cómo puedes hacerla y los materiales que necesitas.

Materiales

  • Arcilla de alfarero que podrás moldear fácilmente y que es apta para cocer en el horno.
  • Un cortador de alambre o nylon, que son dos palos de madera con alambre o nylon en el centro para cortar un pedazo de arcilla de un bloque.
  • Un rodillo, que es igual a un rodillo de cocina, pero que debes utilizar solamente para esta actividad. No lo utilices para cocinar y para ablandar la arcilla.
  • Un cuchillo o bisturí de punta de lanza, que te será muy útil para cortar la arcilla que necesites.
  • Barbotina, que es el nombre que lleva la mezcla de agua y arcilla que se utiliza mucho para unir partes a una sola pieza de cerámica.
  • Un horno para la cocción de la pieza cuando el modelado esté terminado. Recuerda que hay diferentes tipos de hornos que podrías utilizar, así que seguramente hay uno perfecto para ti.

Paso a paso

Paso 1: Para empezar, debes tomar una parte del bloque de arcilla con el cortador de alambre y luego amasar muy bien la arcilla.

Esta arcilla la puedes colocar sobre una tela para que no se pegue sobre la mesa y se arruine.

Paso 2: Como será una maceta muy simple, necesitarás solo 3 partes para componerla. La primera que harás es la base, la cual tendrá forma de círculo para que luego puedas formar el resto de la maceta sobre esta.

Puedes hacer la base con un diámetro un poco más pequeño que el de la placa o plancha de cerámica, que será la pared de la maceta. De esta manera, más adelante cuando deban unirse, será más fácil cerrar la placa con el sobrante de arcilla, al ser un poco más grande que la base.

Paso 3: En este paso entra el uso del rodillo, con el que vas a estirar poco a poco la arcilla para así crear la plancha.

Esto debes hacerlo por ambas caras de la arcilla para que queden del mismo grosor y planas, sin ningún tipo de defecto como burbujas.

Paso 4: Cuando sientas que el grosor de la plancha es el indicado, debes tomarla en tus manos y colocarla en el borde de la base en forma de círculo que hiciste al principio. Esto servirá para verificar si quedó bien hecha la forma final, que debe ser como un cilindro.

Paso 5: Ya que sabes que todas las medidas están correctas, puedes colocar un poco de barbotina, que es una mezcla entre agua y arcilla, en todo el borde de la base para colocar encima la placa.

Paso 6: Ahora, como la placa de arcilla no queda borde con borde, sino que queda un pedazo sobre el otro, debes unir ambos bordes suavemente con las yemas de tus dedos hasta que desaparezca la unión.

Podríamos dejar hasta aquí el proceso de producción de la maceta, pero queremos que hagas algo diferente y que se vea muy bonito, así que ahora vamos con la tercera y última parte de tu maceta.

Paso 7: Vas a añadirle patas a tu maceta. Así que con un pedazo de arcilla, crea algo parecido a un churro o a un rodillo, que sea tan grueso como tú creas que se vea bien y que vaya a aguantar el peso de una planta.

Paso 8: Ahora corta en 3 o 4 pedazos ese tubo de arcilla para tener todas las patas de tu maceta.

Paso 9: Para unirlas a la base puedes utilizar una vez más la barbotina, así quedarán bien sujetadas a la maceta.

Paso 10: Luego de eso, debes hacer de nuevo el proceso de difuminar suavemente con tus dedos la arcilla de las patas y de la base para que queden unidas como una sola, así como hiciste con los bordes de la placa.

Paso 11: Terminada la forma de tu maceta, debes ponerla en el horno entre 800°C y 1.200°C en un tiempo aproximado de 2 a 3 horas.

Paso 12: Si quieres seguir dándole toques únicos a tu maceta, además de las patas, puedes decorarla a tu gusto con acrílicos y colocarla en tu casa o darla como un regalo a un ser querido.

Maceta hecha en cerámica para escritorio
Tomada de: La Variete

Cómo hacer una maceta con forma de pulpo

Es una forma un poco más complicada que la anterior, pero mucho más creativa y llamativa a la vista. Además, podrías hacerla con la ayuda de tu hijo, sobrino o primo pequeño. De seguro le va a interesar mucho por su figura.

La mejor técnica que podrías utilizar en este caso es la de un torno de alfarería, pero si no tienes uno, no hay que preocuparse porque las otras técnicas que son netamente a mano también funcionan.

Empecemos con los materiales que vas a necesitar para poder hacer tu pulpo.

Materiales

  • Arcilla de alfarero
  • Un cortador de alambre o nylon
  • Un torno de alfarero, que es la máquina más utilizada por los ceramistas para modelar sus piezas.
  • Un vaciador, que es una herramienta ideal para retirar de la pieza la arcilla que ya no es necesaria.
  • Una esponja que absorba el agua restante de la arcilla o que ayude a aplicarle el agua necesaria para modelar.
  • Barbotina
  • Pintura

Paso a paso

Paso 1: Al igual que con la anterior maceta, para poder crear el pulpo necesitas recortar con el cortador de alambre un pedazo de barro del bloque de arcilla.

Luego tienes que amasar muy bien la arcilla para que tengas un mejor manejo del material cuando lo estés modelando en el torno.

Paso 2: Llegó la hora de usar el torno, si no sabes qué es o cómo funciona, te recomendamos leer nuestra guía sobre los tipos de torno. Para que puedas identificar qué tanta fuerza debes aplicar sobre el pedal del torno, debes pisarlo suavemente sin ningún pedazo de arcilla, así cuando vayas a modelar tu maceta, esta no se vaya a deformar.

Paso 3: Ya que sabes qué tan rápido gira la platina o mesa del torno, puedes colocar tu bola de arcilla sobre la platina y empezar a moldearla poco a poco y con mucha suavidad para lograr la forma de la maceta.

Puedes aplicarte un poco de agua en las manos para que tengas mayor manejo de la arcilla y para que se resbale entre tus dedos. También puedes utilizar la esponja con un poco de agua para ayudar a dar toda la forma.

Paso 4: Debes hacer la forma general de la maceta, presionando la arcilla hacia arriba como si estuvieras haciendo un cilindro. Pero, al mismo tiempo debes colocar tu mano estirada en el centro para empezar a formar la parte interna y que quede como en la imagen de abajo.

Debes utilizar ambas manos para hacer esto, ya que, si aplicas fuerza en la parte interior y no tienes como soporte por fuera tu otra mano, puedes causar una deformidad en la pieza que no podrás arreglar.

Paso 5: Si ya lograste hacer la forma perfecta de tu maceta y que quedara lisa, sin burbujas de aire, ni imperfecciones, puedes parar de pisar el pedal y retirar tu pieza de cerámica para dejarla en un lugar donde se seque un poco.

Paso 6: Cuando esté un poco seca, debes poner la maceta boca abajo para pulir la base con un vaciador. La idea de esto es que la base no quede cuadrada sino algo redonda como lo puedes ver en la foto abajo.

Paso 7: Ya que tienes la forma de la maceta totalmente terminada, vas a empezar a añadir los tentáculos y la nariz. Esto se hace igual a como se hicieron las patas de la anterior maceta.

Tienes que formar 6 tentáculos con pequeños pero simétricos pedazos de arcilla que se vean bien con el tamaño de la maceta. También tienes que hacer un pequeño tubo para formar la nariz.

Paso 8: Para unir los tentáculos a la maceta, antes de aplicar la barbotina, puedes intentar poner uno por uno para que sepas si ahí están bien ubicados o si deberían estar más arriba, más abajo o más separados uno del otro.

Paso 9: Ahora que ya sabes en donde debería ir cada uno, aplica libremente un poco de barbotina en el tentáculo y sobre la maceta para que quede bien pegado.

Esto lo tienes que hacer con los 6 tentáculos y con la nariz. Pero el proceso de unir el pedazo de arcilla a la maceta con tu dedo para que todo quede como una sola pieza, lo debes hacer cada vez que coloques un tentáculo para que sea más cómodo.

Paso 10: Para convertir el tubo en la nariz, vas a utilizar un vaciador del tamaño correcto para retirar la arcilla y que quede un vacío justo en la punta.

Puedes usar uno que sea un poco más pequeño para hacer los ojos.

Paso 11: Cuando ya tengas hecha toda la figura de tu pulpo, debes dejar que se seque y puedes empezar a pintarla del color que tú desees.

La pintura que puedes utilizar en tu pulpo es la acrílica o al óleo. Dejarán un acabado hermoso, no te preocupes.

Paso 12: Si quieres darle aún más detalles a tu pulpo, luego de que esté seca la pintura, puedes utilizar el mismo vaciador que usaste para hacer los ojos, para raspar la pintura y crear pequeños círculos y así crear el efecto de que el pulpo tiene punticos en su piel.

Paso 13: Como último paso, debes poner la maceta en un horno a una temperatura desde 800 °C hasta 1.200°C aproximadamente por 6 horas y ¡tendrás terminado tu hermoso pulpo!

maceta de pulpo con tentáculos
Tomada de: Amii Ceramics

Dónde comprar macetas hechas en cerámica

Como pudiste ver en estos dos ejemplos de macetas que te mostramos, hay muchos diseños. Así como existen macetas muy simples, hay otras que son muy elaboradas, que pueden tomarse casi que como una obra de arte.

No solo hay en forma de animales de todo tipo como los que hace la artesana de Amii Ceramics, también hay cuadradas, redondas, con forma de calavera, de personas, de manos, pequeñas y grandes… Todo lo que te puedas imaginar.

¿De qué materiales son las macetas?

Las macetas las puedes hacer o comprar en arcilla que sea específicamente para cocer en horno, pero también hay en materiales como la arcilla polimérica o la porcelana fría que no necesitan de horno, sino que su secado es al natural.

Además de muchos más materiales como plástico, madera, cemento y metal.

¿Qué debes tener en cuenta para elegir una maceta?

Cuando vayas a comprar macetas, debes tener en cuenta principalmente el tamaño y la profundidad de esta dependiendo del tipo de planta que vayas a colocar en ella.

Si compras una muy pequeña y la planta crece mucho, seguramente tendrás que cambiarla dentro de un tiempo.

Además, tienes que averiguar las condiciones ideales de la planta que vas a sembrar para saber cuál maceta debes elegir. Según el nivel de humedad que requiera, la maceta debe ser de arcilla, de plástico o de otro material.

A continuación, te vamos a dar 2 ejemplos de hermosas cerámicas que puedes comprar en tiendas en línea.

Macetas con forma de animales

Macetas de animales para escritorio
  • Precio: 8 USD
  • Sitio de compra: AliExpress
  • Están hechas 100% en arcilla
  • Puedes elegir entre 6 motivos hermosos

Esta marca tiene muchos tipos de macetas que te van a llamar muchísimo la atención, además de que tienen grandes valoraciones en estas macetas de animales, con 4,9 de 5 estrellas.

El tamaño es perfecto para decorar tu escritorio, porque son muy pequeñas y le darían un toque hermoso a tu espacio de trabajo o estudio. Son ideales para suculentas.

Maceta con forma de gato

Maceta de gato en color blanco
  • Precio: 20 USD
  • Sitio de compra: Amazon
  • Sirve para decorar cualquier parte de tu hogar

Para muchos usuarios es una maceta de muy buena calidad, muy bonita y dicen que es una excelente inversión. No solo porque es perfecta para decorar sus hogares, sino porque pueden poner diferentes tipos de plantas como cactus, suculentas, bonsáis y muchos más.


Con esta linda maceta con forma de gato terminamos este artículo en el que te explicamos todo sobre cómo hacer macetas con tus propias manos y en dónde puedes conseguirlas. Esperamos que te atrevas a intentar cualquiera de las dos formas que te enseñamos, o incluso, que experimentes nuevas formas.

Compartir
Scroll al inicio